¿Qué Es el Reúso de Agua y Efluentes? | Fluence

Los humanos han dependido durante mucho tiempo de los sistemas naturales para purificar nuestra agua potable, pero la creciente población ha abrumado estos procesos. El reúso del agua desempeña una función cada vez más importante para asegurar un suministro adecuado de agua.

Con la creciente presión sobre los suministros de agua dulce, el reúso del agua puede convertir los desechos en un activo valioso

Casi 20 años después del comienzo del siglo XX, el cambio climático y las actividades humanas han ejercido presión sobre los recursos de agua dulce, lo que ha aumentado la escasez de agua. Con el aumento de la demanda y la disminución de los suministros, las barreras técnicas, psicológicas y de mercado para el reúso de nuestros efluentes se están superando de manera gradual. Los líderes del sector ahora piden una infraestructura de apoyo para el reúso del agua y predicen que estamos al borde de una década dorada de reúso de efluentes.

En cierto sentido, toda el agua en la Tierra ya ha sido reutilizada. Tal como lo expresó Neil Degrasse Tyson: “Parte del agua que acaba de beber pasó por los riñones de Sócrates, Genghis Khan y Juana de Arco”.

Hace tiempo que confiamos en los sistemas naturales para purificar nuestra agua potable. El ciclo de evaporación y precipitación es la forma natural de destilación. Muchos patógenos microbianos no pueden sobrevivir en el frío y la oscuridad de los acuíferos subterráneos, lo que hace que la mayoría de las aguas subterráneas sean seguras para el consumo. La luz del sol y los microorganismos en el medio ambiente descomponen los contenidos peligrosos de los efluentes, y la dilución simple eventualmente hace que los efluentes sean inofensivos.

Pero estos sistemas naturales funcionan a su propio ritmo y se han visto abrumados por las actividades de una población humana en crecimiento. Debido a esto, las ventajas del reúso de agua (también conocidas como reciclaje de agua o recuperación de agua) son evidentes. El reúso de efluentes se realiza a través de una variedad de procesos.

Reúso de Agua No Potable

En el reúso no potable, los efluentes se recolectan, tratan y utilizan para aplicaciones que no requieren agua potable (de calidad para beber). Muchos municipios han construido redes de tuberías moradas para transportar esta agua no potable para evitar que se confunda con agua potable.

¿Qué tipos de aplicaciones existen para este tipo de agua reciclada? En un ejemplo, la ciudad de Santa Bárbara, California, tiene un sistema de tuberías color púrpura que proporcionan agua para el riego de jardines en parques, escuelas, campos de golf, el zoológico, asociaciones de propietarios y comunidades de jubilados. También se usa para descargar inodoros, controlar el polvo y limpiar las aceras.

Las lavanderías de hoteles han logrado ahorros millonarios al convertir su sistema al reúso de agua. En Nuevo México, el Hilton Santa Fe Buffalo Thunder reusa 500.000 GPD, utilizando los efluentes tratados según los estándares de aguas grises para regar su campo de golf.

Reúso Indirecto de Agua Potable

El reúso indirecto del agua es la descarga de agua altamente tratada y no potable en el medio ambiente como una etapa intermedia antes del reúso, permitiendo que la dilución y los procesos naturales funcionen. Dicha agua podría descargarse en un cuerpo de agua superficial como un lago o río, o en un acuífero como parte de un programa de recarga administrado. El agua puede tratarse nuevamente en la absorción para lograr la calidad del agua potable.

En Australia, que ha sido duramente afectada por la sequía, el reúso indirecto de agua potable ya está en marcha en la ciudad más grande del continente, Sydney, porque muchas comunidades aguas arriba descargan sus efluentes altamente tratados en los ríos que abastecen el agua potable de Sydney. En el otro lado del continente, la ciudad de Perth está reusando el 10% de su agua de alcantarillado al someterla a un sistema de tratamiento avanzado y luego recargar el agua subterránea de la ciudad.

Reúso Directo de Agua Potable

El reúso directo de agua potable se refiere a la práctica de tratar altamente el agua para usarla como agua potable sin liberarla primero en un sistema ambiental. En este modelo, los efluentes o aguas pluviales se canalizan a una planta de tratamiento de efluentes, instalaciones avanzadas de tratamiento de efluentes, o ambas. Después del tratamiento, se canaliza directamente a una red de agua potable o se envía a otra instalación para recibir tratamiento adicional. Sin embargo, en última instancia, se convierte en agua potable para las personas sin ninguna dependencia del medio ambiente natural para la purificación.

El reúso directo del agua potable es común en muchas partes del mundo, pero en los Estados Unidos, ha sido la venta más difícil de cualquier tipo de reúso de agua. Con demasiada frecuencia, los medios de comunicación lo han calificado como “del inodoro al grifo”. El público debe ser educado para superar el emocional “factor asco” antes de que pueda tener lugar una adopción generalizada.

En el 2014, la ciudad de Wichita Falls, Texas, estableció un sistema directo de reúso de agua potable con tratamiento tradicional de efluentes, microfiltración, ósmosis inversa (OI) y desinfección ultravioleta. El comienzo temprano con las agencias reguladoras ayudó a dar al proyecto una ventaja inicial y finalmente tuvo éxito con la ayuda a nivel municipal y estatal, una gran confianza pública en la empresa de servicios públicos, extensas pruebas, apoyo comunitario sostenido y una calidad de agua superior.

Reúso Agrícola

El reúso agrícola es esencialmente el mismo proceso que el reúso para el riego de paisajismo, pero a una escala mucho mayor. A nivel mundial, el 70% de los recursos de agua dulce del mundo se utilizan para la agricultura. En California, un productor del Valle Central usa dos tercios de la cantidad de agua que toda la ciudad de Los Ángeles. Debido a la alta demanda de agua de la agricultura y la creciente población, junto con las sequías que han afectado al estado, California ha invertido fuertemente en grandes -proyectos de reúso de agua y ha desarrollado estándares estrictos del Título 22 para el reúso agrícola.

Una solución de reúso de agua que ha demostrado ser prometedora para uso agrícola es la tecnología de Fluence del reactor de biofilm de membrana aireada (MABR), que recientemente completó un proyecto de demostración de un año en la Universidad de Stanford, lo que demuestra el cumplimiento de las normas del Título 22.

Reúso Industrial

El reúso industrial es otra área de reciclaje de agua que merece una mención especial. El agua es indispensable para muchas industrias en todo el mundo para procesos industriales, enfriamiento, limpieza y una lista aparentemente interminable de usos. El tratamiento y el reúso del agua en el sitio pueden reducir las extracciones de agua dulce, aumentar el suministro disponible y brindar control de calidad.

Al reducir la demanda de agua y limitar la descarga ambiental, el reúso del agua en la industria va más allá de mejorar el resultado final, fomentando buenas relaciones con la comunidad y el apoyo público.

Más allá del reciclaje del agua producida por la industria, los gobiernos de las regiones en India, estresadas por el agua y la sequía, exigen que la industria local utilice el agua de alcantarillado municipal tratada y reciclada para aliviar la extracción de los recursos vitales de agua superficial y subterránea.

Recuperación de Recursos

Otra práctica relacionada con el reúso del agua es la recuperación de recursos. En la recuperación de recursos de efluentes, se presta mucha atención a la recuperación de nutrientes como nitrógeno y fósforo para los fertilizantes, que abundan en los efluentes. Existen usos biomédicos para plásticos biodegradables, adhesivos y enzimas recuperados de los efluentes, y la recuperación de varios materiales a base de carbono como biopolímeros y PHAs puede volverse comercialmente viable en el futuro. La recuperación de energía en forma de biogás recuperado de digestores anaeróbicos ya ha sido aprovechada por la industria para impulsar procesos y reducir las facturas de energía.

En una era de disponibilidad de agua incierta, está claro que los efluentes se han convertido en un activo demasiado valioso para desperdiciar. Póngase en contacto con los expertos en reúso de Fluence para aprovechar al máximo cada gota de sus preciosos recursos hídricos.