Seleccionar página
Vacas en un Pasto

Los flujos de aguas residuales que tienen elevadas cargas orgánicas, como los procedentes de agricultura o ganadería, pueden producir más biogás durante la digestión. Esto hace que la digestión anaeróbica sea más atractiva desde el punto de vista económico.

Las ventajas pueden ser importantes, pero deben tenerse en consideración varios factores

La digestión anaeróbica es un proceso biológico que descompone la materia orgánica en ausencia de oxígeno, produciendo biogás y lodos ricos en nutrientes. Usada en el tratamiento de aguas residuales, la digestión anaeróbica ayuda a reducir el volumen de lodos, estabiliza los sólidos y genera un valioso biogás. La materia sólida que queda, llamada digestato, tiene valor para la agricultura. Estas son las ventajas obvias, pero la digestión anaeróbica es más adecuada en situaciones específicas. A continuación se incluyen algunos factores que tener en cuenta cuando se toma este tipo de decisión.

Ubicación, Ubicación, Ubicación

La ubicación de una planta de digestión anaeróbica es importante. Por ejemplo, si está situada cerca de la fuente de residuos orgánicos, como las plantas de procesamiento alimentarias, las operaciones agrícolas, o las plantas industriales, esto puede reducir el coste.

Si la planta está situada en un área con elevados costes energéticos, el biogás creado mediante la digestión anaeróbica puede generar electricidad o calor para compensar estos costes. A menudo, la digestión anaeróbica genera una energía más que suficiente para alimentar el proceso de tratamiento y tener exceso que vender.

Los flujos de aguas residuales con elevadas cargas orgánicas a menudo pueden sobrecargar los sistemas de tratamientos municipales. La digestión anaeróbica puede reducir las facturas de los consumos en estos sistemas.

Calidad y Cantidad de Materia Prima

Otro factor clave para decidir si usar la digestión anaeróbica es la calidad de la materia prima o residuo.

La materia prima debe estar libre de contaminantes, como metales pesados y productos químicos que pueden dañar el proceso de digestión.

Los flujos con elevadas cargas orgánicas, incluyendo los residuos alimentarios y agrícolas, pueden producir más biogás durante la digestión. Esto hace que el proceso sea más interesante desde el punto de vista económico para sitios como las plantas de procesamiento y envasado alimentarios y operaciones con ganado, así como otras como la manipulación de pulpa de papel.

La cantidad de residuos disponibles también afecta a la viabilidad económica de la digestión anaeróbica. Pero incluso si el volumen de aguas residuales no es suficiente, la codigestión puede inclinar la balanza.

La codigestión es la práctica de combinar dos o más flujos de residuos orgánicos para aumentar la cantidad de materia prima, incrementando el biogás producido. Encontrar una buena combinación de materias primas puede ser difícil, pero se sabe que las que tienen un elevado nivel de azúcares o las ricas en aceites y grasas producen más biogás.

Los Incentivos gubernamentales y los Ingresos procedentes del Biogás Pueden Ayudar

Otros factor que hace que la digestión anaeróbica sea más atractiva desde el punto de vista económico son los incentivos gubernamentales, como créditos fiscales, subvenciones y ayudas. Algunos gobiernos ofrecen incentivos por el uso de fuentes de energía renovables o por la reducción de gases con efecto invernadero. También pueden estar disponibles incentivos para tipos específicos de flujos de residuos orgánicos o para el uso de la codigestión.

En los Estados Unidos, la Ley de Reducción de la Inflación ofrece créditos fiscales por inversiones (ITC por su siglas en inglés) para alentar a que se adopte la digestión anaeróbica reduciendo los costes iniciales, pero es importante considerar sistemas de residuos-a-energía que usen el biogás generado por la digestión anaeróbica que compensen a los costes operativos a lo largo de la duración de la planta.

Teniendo en cuenta los costes de elementos químicos, energía y eliminación de lodos, los métodos de tratamiento tradicionales tienen un coste de aproximadamente 5,67 dólares por 1.000 galones – 3.785 litros, pero estos costes se reducen, desaparecen o incluso pasan a ser positivos con el tratamiento de residuos-a-energía. Fluence calcula unos ingresos típicos después de costes de +0,39 dólares por 1.000 galones – 3.785 litros, y los proyectos normalmente alcanzan el ROI en un intervalo de dos a cinco años, dependiendo de las cargas orgánicas y las contribuciones de ITC.

Adoptando una Perspectiva a Largo Plazo

La digestión anaeróbica puede suponer una inversión de capital inicial importante (CAPEX por sus siglas en inglés), pero también ofrece grandes ahorros a lo largo de toda su vida. Esto hace que la gestión anaeróbica sea adecuada para entidades que pueden hacer consideraciones a largo plazo. Es importante considerar modos de entrega de la estructura innovadores que pueden reducir la inversión inicial, consiguiendo que la digestión anaeróbica sea adecuada en más escenarios.

Los Servicios de Gestión de Agua de Fluence ofrecen modos de entrega que pueden eliminar la inversión inicial y mantener a los expertos implicados en el funcionamiento y mantenimiento. En todo el mundo, las instalaciones de digestión anaeróbica de Fluence reducen los costes operativos, mejoran las aguas residuales, disminuyen la huella de carbono y se alimentan ellas mismas. Póngase en contacto con Fluence, nuestros expertos estudiarán si la digestión anaeróbica es adecuada para su caso.

MANTÉNGASE CONECTADO

Regístrese para conocer las últimas noticias, tendencias e innovaciones en tratamiento de aguas, efluentes y reúso.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.