Seleccionar página
Agricultura en los Países Bajos

Los digestores anaeróbicos pueden convertir los residuos de las granjas en biogás rico en metano, al tiempo que la parte sólida y líquida puede usarse como fertilizante rico en nutrientes.

Existe un enorme potencial para aumentar la extracción de energía a partir de residuos de granja

Los residuos agrícolas son una de las mayores fuentes de metano emitido en la atmósfera derivado de actividades humanas. El metano es un gas con un potente efecto invernadero pero también es muy combustible, lo que lo convierte en una valiosa fuente de energía renovable cuando se captura.

Los digestores anaeróbicos pueden convertir los residuos de las granjas en biogás rico en metano, al tiempo que los restos sólidos y líquidos pueden usarse como fertilizante rico en nutrientes. Al recuperar los nutrientes para la reutilización, la digestión anaeróbica también ayuda a proteger los sistemas acuáticos de los vertidos y evita una sobrefertilización de las tierras agrícolas.

Cualquier forma de residuo orgánico puede usarse en el digestor anaeróbico, incluyendo estiércol y restos de cosechas, residuos alimentarios, restos de jardinería, residuos sólidos municipales, lodos procedentes de residuos tratados, papel y pulpa, y más. Vamos a considerar el estado de la digestión en los Estados Unidos.

La Digestión Anaeróbica Ya Tiene un Largo Recorrido

Los digestores anaeróbicos comenzaron a usarse hace unos 50 años, pero el interés en su utilización para procesar los residuos agrícolas solo aumentó en la década de 1990. En los últimos diez años, su uso ha aumentado de forma significativa, y es posible que siga creciendo.

Según el American Biogas Council, existen más de 2.300 plantas que producen biogás en los 50 estados. De estos digestores anaeróbios, 332 están situados en granjas y procesan residuos agrícolas. El balance resultante es de 66 sistemas de biogás independientes que procesan residuos alimentarios, 645 digestores en plantas de residuos sólidos municipales que producen gases de vertedero, y 1.269 sitios que usan la digestión anaeróbica como parte de tratamiento de las aguas residuales para recuperar el agua para la reutilización.

Miles de Sitios Podrían Usar Digestores

En cualquier caso, existe la posibilidad de expansión en la industria de biogás en los EE.UU., especialmente en las granjas. El American Biogas Council ha identificado 8.600 granjas de leche, cerdos y pollos que podrían producir biogás. Además, se han identificado 470 lugares donde se generan gases de vertedero que podrían ser capturados, y miles de otros sitios que se deshacen de los residuos orgánicos sin digestión anaeróbica.

Si se construyesen estos nuevos sistemas de biogás, podrían producir billones de kilovatios hora de energía limpia cada año, reduciendo las emisiones tanto como si se quitasen de las carreteras 117 millones de vehículos de personas que se desplazan al trabajo.

La cantidad calculada, 45.000 millones de dólares, necesaria para construir estas plantas de biogás supone la posibilidad de crear trabajo a corto plazo para unas 374.000 personas aproximadamente y 25.000 puestos permanentes para los operadores de las plantas de biogás.

Retorno de la inversión para la digestión anaeróbica

Los proyectos de digestor anaeróbico a menudo consiguen un retorno de la inversión en un plazo de dos a cinco años. La duración exacta se ve influida por la carga orgánica y los costes de capital, que pueden reducirse con los incentivos de créditos fiscales por inversión (ITC por sus siglas en inglés) para disminuir las obligaciones fiscales federales de una empresa.

En cuanto a los gastos de funcionamiento y mantenimiento, los métodos de tratamiento aeróbico convencionales se sitúan en un intervalo de 0,01 a 0,05 dólares por galón (5,67 dólares por 1.000 galones – 3.785 litros) para los residuos de agua tratados. En claro contraste, la digestión anaeróbica no solo elimina los gastos en curso sino que también puede llegar a generar ingresos, que son de aproximadamente 0,39 dólares por cada 1.000 galones – 3.785 litros de aguas residuales tratadas.

Una Fuente de Energía Más Limpia

La producción de biogás ofrece fuentes de energía más limpias, lo que permite que las granjas, empresas y comunidades situadas alrededor dependan menos de los combustibles fósiles. Al mismo tiempo, ofrece a los granjeros y a otros productores de biogás unos ingresos adicionales por la venta o reutilización de productos, como el digestato que puede usarse para enriquecer los suelos y usarse como lechos para animales. La digestión anaeróbica también reduce la cantidad de lodos generada y los costes de la eliminación de esta.

Fluence ofrece una amplia gama de soluciones de desecho-a-energía anaeróbica que pueden convertir los residuos orgánicos en biogás y digestato. Nuestro equipo de expertos puede diseñar una solución para la biomasa que necesita procesar. Póngase en contacto con Fluence para saber más sobre nuestras tecnologías de digestión anaeróbica y cómo podemos ayudarle a convertir los residuos en un valioso recurso, al tiempo que reduce las emisiones y mejora la huella de carbono.

MANTÉNGASE CONECTADO

Regístrese para conocer las últimas noticias, tendencias e innovaciones en tratamiento de aguas, efluentes y reúso.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.