Opciones para el Tratamiento Aeróbico de Efluentes | Fluence
Tratamiento Aeróbico de Efluentes

Los reactores de biofilm de membrana aireada (MABRs) usan membranas enrolladas en espiral para la aireación pasiva y nitrificación-desnitrificación basada en biofilm, reduciendo de manera considerable los costos de energía.

El tratamiento aeróbico de efluentes varía de tecnologías sencillas a tecnologías revolucionarias como MABR, que ahorra energía y es ideal para el tratamiento descentralizado.

El tratamiento aeróbico de efluentes adopta muchas formas, pero fundamentalmente es un proceso biológico ampliamente utilizado en el tratamiento de ambos] efluentes, domésticos e industriales, particularmente en corrientes de residuos altas en contenido orgánico o biodegradable. El tratamiento aeróbico puede ser tan simple como la fosa séptica. Si bien todavía hay una función para las opciones de tratamiento aeróbico tradicionales, las tecnologías nuevas interesantes están ampliando sus horizontes, posibilitando su uso incluso fuera de la infraestructura existente.

Tratamiento Comprobado

El proceso de lodo activado, un proceso aeróbico desarrollado en Gran Bretaña en la década del 1900, utiliza microorganismos para eliminar la contaminación orgánica de efluentes. El lodo activado describe los depósitos ricos en microbios que se forman en los tanques fijos y cuencas y, poco a poco, se agregan a los efluentes entrantes.

Normalmente, el agua que se trata primero pasa a través de una etapa de filtración y/o sedimentación primaria. Las sustancias suspendidas, como el aceite, se pueden eliminar en esta etapa. Luego se agrega el lodo activado a la mezcla, que es aireada para facilitar la incorporación y proporcionar oxígeno que los microorganismos necesitan para descomponer los materiales orgánicos disueltos o suspendidos en agua, dióxido de carbono y otros compuestos. Después de la descomposición, los restos sobrantes se asientan en el agua.

Según lo explica el Banco Mundial:

El proceso de lodo activado tiene tres componentes básicos: 1) un reactor en el que los microorganismos se mantienen en suspensión, aireados y en contacto con los residuos que están tratando; 2) separación de líquidos y sólidos y 3) un sistema de reciclaje de residuos para devolver el lodo activado de regreso al inicio del proceso. Hay muchas variantes de los procesos de lodo activado, incluyendo las variaciones en el método de aireación y el modo en que el lodo se devuelve al proceso.

La cantidad de aire y lodo pueden variar en base al tratamiento deseado. El lodo restante se separa usando un tanque de sedimentación. Una parte del lodo se reutiliza y el exceso es eliminado.

Plantas de Tratamiento de Efluentes Paquetizadas

El lodo activado puede tratar casi cualquier volumen de efluentes. Una planta de tratamiento de efluentes paquetizada utiliza comúnmente lodo activado en su proceso de tratamiento. Las tecnologías encontradas en las plantas paquetizadas típicas Tipton de Fluence incluyen la revisión, la ecualización de flujo, la aireación, la aclaración, la digestión de lodo y la desinfección de efluentes. El agua resultante es un efluente de alta calidad, desinfectado.

Los microorganismos utilizados para estabilizar el contenido orgánico de los desechos en efluentes pueden incluir bacterias, nematodos y muchos otros organismos pequeños. La determinación sobre qué bacterias deberían utilizarse para tratar los efluentes depende de los compuestos orgánicos encontrados en los mismos, la operación de la planta y las condiciones de los organismos durante el proceso. Altos niveles de hidratos de carbono o bajo pH, por ejemplo, pueden desencadenar el crecimiento de hongos, que pueden prevenir que una planta funcione correctamente. La temperatura también puede desempeñar un papel en el tratamiento.

Tecnología de Reactor de Biofilm de Membrana Aireada (MABR)

Existen numerosos desafíos asociados con el uso efectivo del tratamiento de lodo activado, particularmente en los países en desarrollo. Puede tener un costo prohibitivo, sobre todo debido a la cantidad de energía utilizada en el proceso de aireación. Otros desafíos incluyen operaciones y problemas de mantenimiento.

Los reactores de biofilm de membrana aireada (MABRs) de Fluence utilizan un proceso revolucionario que reduce el uso de energía utilizado para la aireación en un 90% y los costos de tratamiento total en un 50% y también reducen de manera significativa la cantidad de lodo a eliminar, haciendo el proceso ideal para el tratamiento descentralizado.

En MABR, una membrana enrollada en espiral está sumergida en un tanque. Los efluentes se alimentan continuamente y se descarga el efluente por desagüe. El aire a baja presión es soplado a través de un lado de la membrana y la actividad biológica se realiza en el otro lado.

El oxígeno se suministra constantemente a una biopelícula fija que se desarrolla en el lado de los efluentes de la manga de la membrana. Las condiciones aeróbicas y anóxicas se desarrollan en esta zona, llevando a la nitrificación simultánea y desnitrificación utilizando muy poca energía y espacio.

La capacidad de las plantas MABR varía de 50 a 2.000 m3/d, haciéndolas ideales para el desarrollo de urbanizaciones, hoteles y campamentos mineros.

Para aprender más sobre el tratamiento aeróbico y encontrar la solución correcta para sus necesidades de efluentes, contacte a nuestros expertos.