Agua y Estados Insulares en Desarrollo | Fluence

Tanto la desalinización como el reúso del agua pueden ayudar a los estados insulares a evitar la sobreexplotación de las aguas superficiales y subterráneas.

­El procedimiento de SAMOA de las Naciones Unidas establece objetivos para problemas críticos de gestión del agua

Las islas comparten muchos desafíos para el desarrollo. Tienden a estar aislados desde el punto de vista económico y geográfico, son ambientalmente frágiles, están plagados de altos costos de energía y transporte, los recursos son limitados y son vulnerables a los desastres climáticos y al clima. En la Cumbre de la Tierra de 1991 en Río de Janeiro, las Naciones Unidas reconocieron oficialmente a los países en desarrollo que comparten estas características como un grupo distinto, llamándolos Pequeños Estados Insulares en Desarrollo (SIDS, por sus siglas en inglés).

Los SIDS se agrupan en tres regiones:

  • El Caribe
  • El Pacífico y el Atlántico
  • El Océano Índico, el Mediterráneo y el Mar del Sur de China

En septiembre, la Asamblea General de la ONU llevará a cabo una revisión de alto nivel del progreso que han logrado los SIDS en la implementación de un programa de acción dedicado llamado Procedimiento de las Modalidades de Acción Aceleradas de los SIDS (SAMOA, por sus siglas en inglés).

El procedimiento de SAMOA establece objetivos para el 2030, incluidos los que involucran problemas de agua dulce, que incluyen:

  • Contaminación
  • Sobreexplotación de aguas superficiales y subterráneas
  • Intrusión de agua salada en acuíferos
  • Escasez de agua
  • Erosión del suelo
  • Tratamiento de efluentes y desalinización
  • Condiciones sanitarias e higiene

SAMOA también llama la atención sobre el impacto potencial del cambio climático en los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo e insta a una gestión inclusiva e integrada de los recursos hídricos y los ecosistemas, con miras a involucrar a las mujeres en el proceso.

La necesidad de construir infraestructura segura de agua potable y saneamiento es una prioridad en la agenda, específicamente desalinización, donde sea factible y también el tratamiento de efluentes, lincluida la expansión del reúso de agua y el reciclaje controlando la sustentabilidad. Tanto la desalinización como e reúso de efluentes tienen el potencial de aliviar la dependencia excesiva del agua subterránea, lo que con demasiada frecuencia conduce a la intrusión salina en acuíferos.

Seguridad Alimentaria y Nutrición

Otro tema de intersección detallado en el Procedimiento de SAMOA es la seguridad alimentaria y la nutrición. En medio de la sequía de 2019 que azotó muchas islas del Caribe, Ibrahim Thiaw, jefe de la Convención de las Naciones Unidas para Combatir la Desertificación (UNCCD), planteó una pregunta:

¿Qué queda para los jóvenes de Haití si […] tienen colinas áridas que ya no pueden generar alimentos? ¿Qué les queda por hacer más que huir?

La agricultura es de primordial importancia para la seguridad alimentaria y la nutrición de los SIDS porque la importación de alimentos ejerce presión sobre los recursos económicos. El Procedimiento también destaca los peligros de una dieta poco saludable. Yolande Bain-Horsford, ministra de Agricultura y Tierras de Granada, dijo recientemente:

[Las naciones isleñas] deben enfrentar la dura realidad de los desafíos que enfrenta el sector [agrícola], que incluyen la degradación de la tierra, la falta de prácticas agrícolas sostenibles, las variaciones climáticas y las sequías.

La pesca también es importante para la seguridad alimentaria de los SIDS, pero se estima que el 85% de los efluentes del Caribe se descargan actualmente en el mar sin tratamiento, una práctica que ha perjudicado al turismo y, en las últimas dos décadas, ha contribuido significativamente a la pérdida del 80% de los corales vivos en los arrecifes que sustentan las pesquerías del Caribe. En cambio, los efluentes podrían tratarse para la descarga sanitaria en el mar o, según lo previsto por el Procedimiento, podrían reutilizarse para el riego agrícola.

Avances Tecnológicos

En la medida en que el Caribe se enfrenta a una sequía actual y la perspectiva de sequías más frecuentes con el cambio climático, una estrategia descentralizada de tratamiento de efluentes es particularmente adecuada para muchas islas. Situar el tratamiento en el sitio de necesidad evita el oneroso gasto de la tubería a una planta de tratamiento central.

En particular, las plantas En particular, las plantasAspiral™ Paquetizado Inteligente de Fluence producen un efluente de alta calidad para el riego agrícola. La tecnología MABR tiene requisitos de energía muy bajos, lo que la hace ideal para la operación fuera de la red en fuentes de energía alternativas; además, las plantas que producen bajo olor y bajo ruido son adecuadas para su uso en áreas turísticas. La solución de desalinización Paquetizada Inteligente de Fluence, Nirobox™, ofrece la misma flexibilidad.

Póngase en contacto con Fluence, líder mundial en desalinización descentralizada y tratamiento de efluentes, para obtener más información sobre cómo implementar estas soluciones en entornos insulares.