Seleccionar página

Además del producto en sí mismo, las plantas de embotellamiento requieren grandes cantidades de agua para los procesos de producción.

Los avances de la eficacia en la desalinización y el reúso de efluentes están llevando el tratamiento in situ dentro del alcance de más operaciones de producción

Son tres los factores — clima, uso excesivo y contaminación — que ahora están propulsando la industria manufacturera hacia un cambio radical en su uso del agua.

La demanda de agua dulce es alta y está en aumento. La Oficina de Censos de los E.E.U.U. ha estimado que la industria fabril de los E.E.U.U. requiere 18 mil millones de GPD de agua para el uso en operaciones de producción. La fabricación representa casi el 25% de los retiros de agua dulce globales y, para mediados del siglo XXI, se espera que la demanda proyectada se dispare.

En la medida en que la demanda en el sector industrial crece, las fuentes globales de agua dulce continúan disminuyendo. Con las fuentes de suministro de agua aprobadas para el consumo menos disponibles, las fuentes de agua alternas tales como la desalinización y el reciclaje de efluentes llegarán a ser más importantes para los fabricantes.

Aumento en la Eficiencia del Agua

En los años recientes, los últimos avances significativos en la desalinización y el tratamiento de efluentes para el reúso han llegado a ser mucho más eficientes en lo que respecta a costos. Con un conjunto cada vez más amplio de las mejores prácticas y sistemas de última generación, estas fuentes alternas ahora ofrecen una ventaja competitiva clara para las operaciones de fabricación de uso intensivo de agua en muchas regiones. Los siguientes son algunos ejemplos:

  • En la fabricación de microcircuitos y productos farmacéuticos, se requiere el agua ultrapura (agua purificada más allá de la calidad de los suministros de agua municipales). En los repuestos, materiales de construcción, fabricación de vehículos y mantenimiento de aviones, la limpieza de superficies es esencial, pero el agua difícil de enjuagar deja marcas blancas o grises de calcio o marcas de magnesio que le quitan valor al aspecto de las superficies y pueden dañar la funcionalidad. En ambos casos, las necesidades se pueden resolver con tratamientos basados en membrana tales como la ósmosis inversa, que se han vuelto más económicos con la introducción de membranas mejoradas.
  • Otras industrias que se benefician de estos procesos de membrana incluyen el procesamiento de alimentos y bebidas. Se embotellan altos volúmenes de agua para beber y se utilizan en la fabricación de cerveza y la producción de gaseosas. Más allá de requerir el agua potable, las embotelladoras y otras instalaciones también requieren agua de repuesto pura y sin sal para sus torres de enfriamiento y las calderaspara prevenir la ineficacia y la acumulación de escamas.
  • El procesamiento de la carne, los empaquetados de productos frescos, los mariscos y las plantas de manufactura de alimentos procesados también requieren agua de alta calidad para los productos comestibles. Dichas operaciones a menudo son buenas candidatas para los sistemas de conversión de residuos en energía que digieren en forma anaeróbica la materia orgánica en efluentes para crear biometano que, a su vez, puede generar calor o electricidad para reducir los gastos de energía y limitar la descarga de desechos, así como proporcionar agua reciclada para los procesos de la planta.
  • En aplicaciones industriales que requieren agua sin sal, la desalinización de OI ha sufrido una reducción radical en gastos de operación. Sólo los costos de construcción hicieron alguna vez posible la desalinización en gran escala únicamente para ciudades y regiones, pero los sistemas de desalinización modulares nuevos y construidos en pequeña y mediana escala como Fluence NIROBOX™ son expansibles fácilmente a las necesidades de las fábricas y disminuyen el costo total del agua. Estos pueden configurarse también para tratar el agua a muchos grados de calidad.

Tasas Altas de Agua Industrial

Según un informe de la Oficina de Censos del 2015, las tasas industriales para 10 millones de galones de agua de la ciudad, excluyendo gastos de aguas residuales, comienzan en un mínimo mensual de US$10.053 en Fresno, California, con un costo promedio de US$31.942 en San Antonio y un máximo de US$82.537 en Atlanta. Con estas tasas, muchas operaciones de fabricación podrían pagar los costos de construcción para sistemas de desalinización de OI adecuados dentro de tres años.

Se espera un gran aumento del reúso y tratamiento de agua en el sitio en la industria manufacturera, comenzando en las regiones con estrés hídrico. El segmento de reúso industrial y municipal aumentó a casi US$8,9 mil millones en 2016 y se espera que crezca a US$14,9 mil millones en 2021, con una tasa de crecimiento anual corregida de 10,9%.

En las regiones costeras con escasez de agua dulce y una abundancia de agua salada (no sólo del océano, sino también de la intrusión de agua salada en acuíferos), la eficacia alta y los costos de instalación bajos de desalinización modular de nueva generación están ampliando el acceso de la manufactura a la tecnología.

Necesidades de Agua de Su Negocio

¿Cómo puede su empresa aprovechar las nuevas tecnologías para aumentar la eficiencia del agua? Contacte a nuestros expertos en Fluence para ver cómo el reúso del agua, la conversión de residuos en energía y la desalinización y otros procesos de membrana pueden prepararlo para un futuro con estrés hídrico en marcado aumento.

MANTÉNGASE CONECTADO

Regístrese para conocer las últimas noticias, tendencias e innovaciones en tratamiento de aguas, efluentes y reúso.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.