Seleccionar página

Muchos procesos de producción de alimentos y bebidas, como la fabricación de queso, producen aguas residuales que son particularmente altas en contenido orgánico, por lo que es una materia prima ideal para la conversión de residuos en energía.

Las operaciones de alimentos y bebidas están en una posición ideal para entrar en la economía circular con sistemas de conversión de residuos en energía

La industria de alimentos y bebidas (F&B) es conocida por sus aguas residuales de alta carga. En general, se estima que las aguas residuales enviadas a las empresas de tratamiento contienen cinco veces la energía necesaria para tratarlas, pero las corrientes de las operaciones de F&B a menudo están cargadas de grasa, aceite, proteína y azucares.

Esto podría considerarse un inconveniente, pero afortunadamente hay procesos que no solo proporcionan tratamiento de aguas residuales, sino que también capturan la energía latente contenida en los efluentes. La digestión anaeróbica trata las corrientes de aguas residuales de alta carga, lo que ayuda a proteger el medio ambiente, al tiempo que reduce los costos operativos y genera biogás, una energía renovable que se puede utilizar para alimentar el proceso en sí mismo y más.

Producción de Biogás Con Digestión Anaeróbica

La digestión anaeróbica utiliza microorganismos que prosperan en ambientes libres de oxígeno para digerir los desechos (materia prima) dentro de los tanques anaeróbicos. Un subproducto del proceso es el metano, que se eleva a la parte superior del tanque y ahí se recoge. El gas se puede utilizar como tal para calderas de combustible o se puede refinar aún más y se vende en los mercados establecidos. Los sólidos sobrantes (digestato) también son comercializables en la agricultura.

La industria láctea es un buen candidato para la producción de biogás. Las plantas lecheras tienen que gestionar subproductos como el suero de leche, el suero de mantequilla y las aguas residuales a partir del procesamiento del queso. Puede ser difícil y costoso tratar el efluente para cumplir con las regulaciones de descarga. Y, si una empresa local de aguas residuales trata la descarga, puede cobrar extra por la alta carga orgánica.

Fluence ayudó a una fábrica italiana de lácteos y quesos a tratar sus aguas residuales con un sistema de recuperación de biogás de digestión anaeróbica, que ahora ha estado operativo durante casi una década. Cada día, el sistema produce 138 Nm3/h de metano, 12.000 kWh/d de electricidad y 12.500 kWh/d de energía térmica a partir de las aguas residuales de los productos lácteos y 180 toneladas/día de subproducto de suero de ricota (suero a partir de la producción de ricotta). El digestato sólido que queda del proceso se utiliza en la agricultura.

Este proceso ayuda al fabricante a cumplir con los estándares de descarga de efluentes y, lo que es más importante, la producción no se detuvo para la instalación o la posterior expansión del sistema a lo largo de los años.

Sostenibilidad Verdadera

Aunque hay carbono en el biogás, se considera una fuente de energía neutra en carbono porque las materias primas utilizadas liberarían su carbono a la atmósfera, ya sea biodegradándose naturalmente o siendo digeridas anaeróbicamente.

En un panorama de afirmaciones de sostenibilidad cuestionables, los sistemas de conversión de residuos en energía se elevan por encima de la mayoría de las otras iniciativas. La producción de biogás a partir de la digestión anaeróbica es la tecnología de conversión de residuos en energía más productiva. Con los aspectos positivos de los altos rendimientos energéticos, el agua más limpia, los compuestos del digestato beneficiosos para el suelo, la reducción de la huella de carbono y energía a costo cero, es posible que se pregunte: “¿Cuál es el problema?”

Hasta ahora, la viabilidad de los sistemas de digestión anaeróbica ha dependido del tamaño de la operación. Siempre debe haber suficiente materia prima para garantizar un sistema de digestión anaeróbica. En los casos en que no hay suficiente materia prima, la codigestión (utilizando diferentes materias primas juntas) es una opción para mejorar el retorno de la inversión. Es común que varias operaciones cercanas de diferentes industrias agrupen sus desechos para lograr la masa crítica para una planta de digestión anaeróbica.

Fluence tiene varios sistemas de digestión anaeróbica exitosos en Europa y América. Póngase en contacto con los expertos de Fluence para analizar si un sistema de recuperación de biogás de digestión anaeróbica es adecuado para cualquier operación de F&B. Además, Fluence puede consultar con los clientes sobre otras opciones de materias primas disponibles en su área que podrían combinarse con éxito para la codigestión.

MANTÉNGASE CONECTADO

Regístrese para conocer las últimas noticias, tendencias e innovaciones en tratamiento de aguas, efluentes y reúso.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.