Seleccionar página

El algodón es un cultivo sediento, pero la gran cantidad de agua necesaria para cultivar fibras a menudo se descuida durante el cálculo de la huella hídrica del procesamiento textil.

En la medida en que la industria se orienta hacia la sustentabilidad, el reúso descentralizado del agua tiene potencial para reducir el costo del ‘agua virtual’

La industria textil tiene un consumo de agua muy elevado en todos sus procesos: dimensionamiento, desencolado, mercerización, limpieza, decoloración, impresión y acabado. Más allá del procesamiento, los cálculos de la huella hídrica a menudo descuidan el uso de cantidades significativas de “agua virtual“, o agua que no se puede usar para otra cosa debido a la evaporación o contaminación.

Pero el volumen de agua utilizada es solo una parte del impacto ambiental de la industria. Los efluentes de la producción textil también pueden contener una amplia gama de contaminantes que dañan los recursos hídricos externos. El tipo y la cantidad de contaminantes generados dependen de una amplia gama de variables, incluido el tipo de instalación, así como las tecnologías, procesos, fibras y productos químicos utilizados. Por ejemplo, el procesamiento de tejidos de algodón y lana requiere más agua que el procesamiento de otros productos, como el nylon y el poliéster.

Por lo general, los contaminantes encontrados en los efluentes de los textiles incluyen lo siguiente:

  • Concentraciones de compuestos orgánicos o inorgánicos no biodegradables como metales, tintes, fenoles, pesticidas, fosfatos y surfactantes.
  • Concentraciones elevadas de sólidos suspendidos totales (SST)
  • Demanda biológica alta de oxígeno (DBO).
  • Demanda química alta de oxígeno (DQO)
  • Altos niveles de sólidos disueltos totales (TDS).

Se considera que los tintes se encuentran entre los contaminantes más dañinos.

El efluente de los textiles puede agotar drásticamente el oxígeno en los cuerpos de agua al bloquear la luz, fomentando así las condiciones sépticas que pueden causar enfermedades humanas y la muerte de peces. Los niveles altos de TDS pueden aumentar la salinidad y alterar el equilibrio del pH de los cuerpos de agua superficiales y los tintes que se abren camino en aguas recreativas pueden ser estéticamente objetables. Otros químicos para teñir como el fenol pueden causar un olor y sabor desagradables.

Como se mencionó, el agua virtual, el agua total utilizada en todas las fases de producción, debe considerarse al calcular una huella hídrica. En el procesamiento textil, el agua virtual se evapora o se contamina demasiado para el uso humano. En la India, por ejemplo, producir un kilo de algodón requiere un promedio de 22.500 L (aproximadamente 6.000 galones) de agua, pero estos grandes requerimientos de agua para producir fibras a menudo se descuidan durante el cálculo de la huella hídrica del procesamiento textil.

Un Movimiento Hacia la Sustentabilidad del Agua

La industria textil está dando pasos significativos hacia la sustentabilidad a medida que enfrenta los crecientes costos del agua, así como las presiones regulatorias, la demanda de otras industrias y las poblaciones.

El tratamiento de los grandes volúmenes de efluentes generados por la fabricación de textiles requiere cantidades significativas de productos químicos de tratamiento, altos costos operativos y recargos, gastos de eliminación de lodos y requisitos de energía.

Un importante impulso reciente para la sustentabilidad es una colaboración entre la Vietnam Textile and Apparel Association (VITAS) y la Word Wildlife Fund (WWF) para hacer que la industria textil y de confección de Vietnam sea más sostenible para el 2020, con el foco en las fábricas de ropa del delta del Mekong y Dong Nai. El proyecto incluirá una mejor gestión de la calidad del agua de las cuencas hidrográficas para fomentar los beneficios sociales, económicos y de conservación. La iniciativa VITAS/WWF viene de la mano de un programa similar financiado por el Banco HSBC en China, Bangladesh, India y Vietnam.

Tratamiento Descentralizado para Efluentes Textiles

Se dispone de tratamientos biológicos y químicos eficientes para procesar los efluentes textiles, pero los agentes utilizados en el tratamiento químico tienden a ser costosos y dañan el medio ambiente. Sin embargo, algunos microbios utilizados en el tratamiento biológico trabajan juntos para degradar de forma segura los desechos orgánicos complejos y otros compuestos, al mismo tiempo que reducen el COD, BOD y el nitrógeno.

En el caso de la industria textil, un modo descentralizado de tratamiento de efluentes tiene sentido porque lleva el tratamiento al punto de fabricación. Además, el tratamiento del efluente textil en la fuente, antes de que se haya diluido en las alcantarillas, mejora significativamente la eficiencia. En áreas donde las instalaciones municipales imponen recargos por agua altamente contaminada, estos cargos pueden reducirse.

Las plantas de tratamiento de efluentes Aspiral™ Paquetizadas Inteligentes de Fluence son aptas para este tipo de tratamiento descentralizado. Aspiral paquetiza el tratamiento biológico en un contenedor de envío para un rápida instalación y adaptabilidad, utilizando un reactor de biofilm de membrana aireada (MABR).

En el corazón del proceso de Aspiral se encuentra una membrana enrollada en espiral que utiliza la aireación pasiva a una presión cercana a la atmosférica. Esto reduce el uso de energía de la aireación hasta en un 90%, para un ahorro espectacular. Y como la nitrificación-desnitrificación simultánea tiene lugar en la superficie de la membrana, el proceso se produce en un tanque, optimizando la capacidad de tratamiento.

Aspiral produce un producto de alta calidad apto para su uso en irrigación agrícola o para otros procesos. Este reciclaje de agua tiene el potencial de reducir considerablemente el agua virtual utilizada en la industria.

El uso y la gestión sostenibles del agua ahora son reconocidos como elementos esenciales para la industria de procesamiento de textiles, no solo en términos de eficiencia sino también en términos de mantenimiento de la salud pública y, en consecuencia, el apoyo público.