Regresa la Sequía de California en el 2018 | Fluence

En un esfuerzo por ahorrar agua, se han incentivado a los Californianos a que reemplacen los céspedes sedientos por plantas nativas resistentes a la sequía.

Después de tomar un receso breve, se están considerando medidas de conservación obligatorias

En 2017, Jerry Brown, el gobernador de California, marcó el final de la sequía de cuatro años del estado al cancelar un estado de emergencia. Después de un invierno de precipitación pesada, finalmente se levantó la orden obligatoria de conservación del 25%. Sin embargo, tan solo un año después, los monitores han declarado nuevamente una sequía severa en algunas regiones de California Meridional. Sin embargo, el uso del agua continúa en aumento. Esta vez, los administradores del agua de California pueden hacer que la conservación obligatoria del agua sea permanente.

Este último otoño e invierno trajo sólo un cuarto de la precipitación normal en la región de seis condados de California que apoya la mayor parte de la población del estado. Sin embargo, los céspedes amplios y frondosos que florecen en las áreas afluentes de la región son evidencia del uso excesivo del agua. Más de dos tercios del uso doméstico del agua en California se dedica a aplicaciones al aire libre, especialmente el césped.

Por ejemplo, en Malibu, los residentes utilizan un promedio de 255 galones de agua por día, el triple de la media nacional y un 7% más que antes de la última sequía. Los residentes de Cañada Flintridge utilizan un promedio de 270 galones por día y en el Orange County, la cifra era de 203 galones. Sin embargo, los residentes de las áreas de ingreso más bajo, tales como Los Ángeles del este, se arreglan con tan solo 42 galones al día, mientras que los residentes de la zona de Huntington Park se manejan con apenas 34.

¿Conservación Obligatoria del Agua?

Los depósitos de agua están llenos, pero los años secos pueden disminuir rápidamente el excedente hasta niveles peligrosamente bajos. Este año está encaminado a ser un año muy seco. Los niveles de la nieve acumulada de Sierra Nevada están más bajosque durante los peores tiempos de la sequía anterior y aquellos que generalmente se van de vacaciones a esquíar están cambiando y van a hacer ciclismo de montaña. Hasta ahora, en 2018, el Área de la Bahía ha estado más caliente que cualquier año registrado y el Área de Lake Tahoe llegó a los 15 grados centígrados, mucho más alto que lo normal para la época del año. Pocas flores silvestres de California meridional están creciento y las colinas son principalmente marrones.

Si los reguladores avanzan con la conservación obligatoria, regar las aceras y usar aspersores durante el tiempo de lluvias, los expondría a un riesgo de multas de hasta $500, y las nuevas leyes darán a los reguladores el poder de hacer cumplir las interdicciones. El Distrito de Agua Metropolitano del la Zona de Los Angeles también está planeando hacer campañas permanentes de educación al público incentivando el paisajismo estilo desierto en vez de céspedes sedientos de agua.

Proyectos sobre el Horizonte

Los californianos han sido proactivos con el clima seco. La Propuesta 1 de iniciativa inicial de emisión de bonos aprobada en el 2014 ha destinado US$7,12 mil millones hacia los proyectos del agua, muchos de los cuales son proyectos de almacenaje para sacar del apuro al estado durante los años secos. Además, el estado se está centrando en sus plantas de desalinización existentes, incluyendo el reinicio de la planta de Santa Barbara que hace tiempo está inactiva.

California también está abriendo la puerta al tratamiento descentralizado de efluentes. En Palo Alto, un reactor de biofilm de membrana aireada (MABR) de nueva generación ha sido llevado a cabo por Fluence Corporation y será observado para la conformidad con las regulaciones estrictas del título 22 de California. Después del período de prueba, el pequeño MABR en contenedor de Fluence, será calificado para tratar los efluentes para reúsar la calidad, proporcionando una fuente para la irrigación y recarga del acuífero.

El modelo descentralizado también podría probar ser útil para la desalinización. Las plantas grandes y centralizadas corren el riesgo de convertirse en obsoletas cuando se reviertan las sequías. Aunque permanezcan inactivas de manera temporal, pueden ser un desastre financiero considerando la inversión en la infraestructura. Las unidades pequeñas y descentralizadas, como Fluence NIROBOX™ pueden traer el tratamiento al punto de uso y se pueden agregar a o mover como sea necesario.