Seleccionar página

El Mar de Galilea, del cual Israel extrae parte de su suministro de agua, ha retrocedido a niveles récord.

La conservación de agua y la desalinización pueden no ser suficiente para superarla

Israel es conocido como el líder mundial en tecnología de desalinización, representando la desalinización el 40% del agua potable de la nación. Pero quizás no sea tan conocido que Israel también conduce al mundo en lo que respecta al reúso de agua, reciclando el 90% de sus efluentes, cuatro veces más que su competencia más cercana.

Pero incluso con el compromiso sólido de Israel con respecto a la conservación de agua y su capacidad de desalinización impresionante, algunos se preocupan que no pueda ser suficiente para superar una sequía profunda que ya se encuentra en su quinto año. En calidad de uno de los países más áridos del mundo, incluso durante los años normales, esta sequía actual sin precedentes pone a la nación en un terreno desconocido.

Israel tradicionalmente ha dependido de una estación lluviosa de invierno corta para restaurar su suministro de agua. Las lluvias de invierno alimentan el Río Jordán, que desemboca en el Mar de Galilea y continúa hasta el Mar Muerto. Estos cuerpos de agua son esenciales para la región, pero el cambio climático, el crecimiento de la población y el uso agrícola los han reducido a una fracción de su volumen anterior. Algunos de los afluentes del Río Jordán se secaron y el Mar de Galilea ha retrocedido más lejos de lo que nunca antes se ha visto — tan lejos que Israel ya no lo está utilizando para su sistema de agua nacional.

Afortunadamente, Israel abrió cinco grandes instalaciones de desalinización incluso antes de que comenzara la sequía y ha hecho grandes progresos para hacer que el proceso, que una vez fue altamente intensivo en el consumo de energía, sea mucho más eficiente. En la actualidad, la desalinización suministra aproximadamente el 40% del agua potable de Israel, y se espera que la construcción de redes continua de nfraestructura de desalinización incremente ese número al 70% para el 2050.

Necesidad de Conservación de Agua

El crecimiento de la población y un total de lluvias de menos de 20 pulgadas (500 mm) entre los años 2000 y 2010–nivel no visto desde la década de 1960– dieron lugar a la Autoridad del Agua y el Ministerio de Agricultura para establecer una estrategia de conservación. Ahora existen planes para revivir la exitosa campaña de servicio público del 2008 en Israel “Israel se Está Secando“, que fue parte de la estrategia.

Después de que se pusieron en marcha las plantas desalinizadoras notables de Israel y después de un invierno lluvioso en los años 2014-15, la conservación del agua dulce comenzó a perderse. Pero Sarit Caspi-Oron, director del Departamento de Agua de la Unión de Israel para el grupo de Defensa del Medio Ambiente, explicó lo siguiente:

La desalinización no compensa todo y cuando las aguas subterráneas están sufriendo la sequía y el Mar de Galilea está sufriendo la sequía, es necesaria la conservación.

Hasta el momento, todavía no se han implementado las restricciones de agua anteriores, incluso en el norte de Israel, donde el agua desalinizada no está disponible. Sin embargo, la situación es grave. Muchas corrientes en el norte de Israel se redujeron a un goteo, y la reserva natural de Tel Dan espera que los manantiales se sequen dentro de meses, lo que probablemente mataría al turismo en la zona.

Los agricultores con cultivos sensibles, como huertas de paltas, podrían perder décadas de trabajo si hay una ruptura significativa en su capacidad para regar sus árboles. Pero la Autoridad de Agua de Israel, el Presidente Giora Shacham, dijo recientemente a los agricultores:

Si planeaban cultivar una nueva variedad de tomates, no lo hagan, porque no hay agua. Dejen de plantar, dejen de sembrar nuevos plantines. No hay agua.

Ideas de Mitigación

Un arreglo en consideración es la construcción de otra planta de desalinización que probablemente costaría más de US$ 400 millones. Otro es la creación de nuevos embalses que algunos creen que sería una solución rápida de US$ 60 millones.

Las soluciones de tratamiento descentralizado de agua serían ideales para algunas partes del país, pero si las tendencias del pasado resultan ser ciertas en el futuro, Israel ayudará a superar sus problemas de abastecimiento de agua a través de la tecnología innovadora y la compartirá con el mundo.

MANTÉNGASE CONECTADO

Regístrese para conocer las últimas noticias, tendencias e innovaciones en tratamiento de aguas, efluentes y reúso.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.