La Relación Entre los Incendios Forestales y las Aguas Subterráneas | Fluence

Las aguas subterráneas agotadas pueden provocar condiciones más secas que conducen a incendios forestales más graves.

Los investigadores descubrieron que el bajo nivel de agua puede secar los ecosistemas, llevando a condiciones que fomentan que se extiendan los incendios

Una conexión entre el agotamiento del agua subterránea y los incendios forestales cada vez más frecuentes y destructivos –como los recientes en el oeste de los Estados Unidos, a primera vista podría parecer frágil, pero de hecho se ha observado dicha conexión no sólo en los Estados Unidos sino también en todo el mundo.

Ecosistemas Dependientes del Agua Subterránea

En el oeste, los bosques ribereños, bosques adyacentes a ríos y arroyos, dependen de las aguas superficiales y subterráneas para la supervivencia. Los bosques que dependen total o parcialmente de las aguas subterráneas para la supervivencia se conocen como ecosistemas dependientes del agua subterránea.

El monitoreo y estudio deficiente de estos ecosistemas se corresponden con una falta general de conciencia de que ellos y otros ecosistemas cercanos tienen problemas, especialmente durante los veranos secos y las sequías.

Los ecosistemas dependientes de aguas subterráneas son resistentes al estrés hídrico, pero empiezan a declinar, a veces en forma irreversible, si se dispone de poca agua subterránea y también cuando hay una escasez de agua superficial. Esta pérdida de hábitat crea una cascada de problemas para la estructura y función del ecosistema al interferir con la reproducción, el crecimiento, reclutamiento y la mortalidad.

Por ejemplo, la mortalidad de árboles que ha ido en aumento en la región de Sierra Nevada con la pérdida de 66 millones de árboles desde el 2011. En California, se perdieron 66 millones de árboles desde el 2015. Nunca se había registrado la pérdida de árboles en esta escala, y cada árbol muerto proporciona más combustible para los incendios forestales.

Incendios de la Selva Tropical en Borneo

Las selvas del Sudeste Asiático se han estado secando durante los últimos 20 años, creando condiciones propicias para los incendios que han provocado muchas muertes relacionadas con la contaminación del humo. Algunas estimaciones sitúan un número de víctimas de hasta 400.000. En Borneo, los investigadores encontraron una correlación entre los incendios forestales y la dinámica del agua subterránea.

Durante los largos períodos secos, los investigadores descubrieron que los niveles de agua subterránea se agotan tanto que, efectivamente, se detiene la acción capilar, creando una “sequía hidrológica”. Cuando ocurren los incendios durante la sequía hidrológica, hay un aumento de hasta diez veces en el área de pérdida de bosques. Es posible que este descubrimiento mejore las predicciones sobre cuándo sucederá el próximo incendio y que tan extenso será.

Efectos del Incendio sobre las Aguas Subterráneas

La dinámica de las aguas subterráneas no solo afecta los incendios, sino que los incendios también afectan las aguas subterráneas.

  • Los incendios forestales pueden contaminar el agua de riego con sedimentos y cenizas, potencialmente cambiando su nivel de pH.
  • Los nutrientes y el carbono liberado por los incendios podrían entrar en la napa subterránea.
  • La pérdida de la copa de los árboles debido a los incendios elimina la sombra, trayendo aparejado que la tierra sea más caliente, lo que podría afectar la evaporación y la recarga del acuífero.
  • El sedimento proveniente de los incendios puede bloquear las rutas que las aguas pluviales llevan en su regreso a las aguas subterráneas.

Estas dinámicas son difíciles de medir porque ocurren bajo tierra, por lo que algunos investigadores están midiendo el agua en cuevas de piedra caliza karstificadas para estudiarla en su movimiento de la superficie a los acuíferos. En los años posteriores a un incendio importante, los investigadores notan mayor evaporación, menor recarga de acuíferos y picos de nutrientes que eventualmente son moderadas por la regeneración.

Sin embargo, algunos investigadores en Italia, han notado que en las áreas costeras, los incendios en realidad disminuyeron la intrusión de agua salada en los acuíferos, supuestamente al permitir que más agua pase al suelo. Es difícil saber si eso es una ventaja neta.

Tal vez la noticia más esperanzadora para las aguas subterráneas a nivel mundial es la nueva tecnología para el tratamiento de efluentes descentralizado que produce agua apta para el reúso. Un ejemplo de esto es la solución Smart Packaged Aspiral™ de Fluence, que utiliza la tecnología MABR, que puede tratar el agua para el reúso en la recarga de acuíferos, ayudando a mantener el equilibrio de un ecosistema saludable.