Contaminación de Agua Potable con Arsénico| Fluence

El arsénico se produce naturalmente en las aguas subterráneas de todo el mundo, incluso en el suministro de agua potable en partes de Japón.


El arsénico, un elemento metaloide, se encuentra en muchos compuestos naturales. En su forma inorgánica, el arsénico es tóxico.

El arsénico se produce naturalmente en algunos suministros de agua subterránea en todo el mundo, incluso en los suministros de agua potable en partes de Taiwán, Japón, Bangladesh y el oeste de América del Sur. Esto está causando problemas de salud, según la Sociedad Americana del Cáncer. La ciudad de Albuquerque, en Nuevo México, es la única zona urbana en los Estados Unidos con niveles sustanciales de arsénico natural en el agua potable, pero también es un problema en algunas áreas que dependen del agua de pozo, como partes de Maine.

En algunas áreas, el agua subterránea está contaminada por fuentes de arsénico industrial. Se ha utilizado en la fabricación de vidrio, pigmentos, textiles, papel y municiones, y también se ha encontrado en pequeñas cantidades en pesticidas, aditivos para pienso y compuestos farmacéuticos.

El arsénico es inodoro e insípido, pero con una exposición prolongada, puede causar una variedad de problemas de salud potencialmente graves.

En regiones de la India y Bangladesh, donde las aguas subterráneas estaban contaminadas con arsénico, los residentes sufrieron hasta la década de los 90 intoxicaciones con arsénico y cáncer, así también como enfermedades de la piel. Algunos de los primeros síntomas de la exposición prolongada incluyen cambios en el color de la piel y la aparición de lesiones. Otras consecuencias para la salud humana de la exposición al arsénico a largo plazo incluyen problemas de desarrollo, enfermedades cardiovasculares, neurotoxicidad, diabetes y cáncer de vejiga y pulmón.

Niveles de Arsénico Peligroso

En EE. UU., el suministro público de agua potable tiene un nivel máximo permitido de arsénico de 10 mcg/L, ó 10 partes por mil millones. La norma, que es igual a la de la Organización Mundial de la Salud, fue adoptada por la Agencia de Protección Ambiental de los EE. UU. en enero del 2001, reemplazando la norma anterior de 50 partes por mil millones, la cual entró en vigencia en enero del 2006.

El Consejo de Defensa de los Recursos Naturales, un grupo de defensa ambiental, señala que el problema es grave en Puerto Rico, donde el 99,5% de la población recibe servicios de los sistemas de agua que infringen las normas federales. La organización dijo que los suministros públicos de agua en toda la nación están sufriendo de:

[…] un cumplimiento deficiente por parte de los estados y gobiernos territoriales y de la EPA, informes insuficientes de infracciones y, francamente, debilidades en los estándares de agua potable para contaminantes como el arsénico y el plomo.

Suministros de Agua Segura

De acuerdo con la OMS, el preventivo más eficaz es proporcionar a las comunidades un suministro de agua segura. Incluso el agua utilizada para irrigar los cultivos alimenticios debe estar libre de arsénico para evitar la exposición. Pero en áreas con agua subterránea contaminada con arsénico, la escasez de agua puede hacer que sea un desafío cambiar a otras fuentes de agua.

El Tratamiento de agua es otra opción eficaz. Algunas estrategias para la eliminación del arsénico utilizan procesos químicos y físicos combinados. La coagulación, filtración, precipitación química y el intercambio iónico se usan comúnmente, pero la mayoría de estos son costosos y requieren muchos recursos, además requieren técnicos calificados para operar el equipo.

El enfoque más común y efectivo para la eliminación de arsénico es el uso de medios de adsorción a base de hierro. Una evaluación de 2014 descubrió que el 80% de las empresas de servicios públicos de los EE. UU. que eliminan el arsénico del agua potable lo hicieron con medios de adsorción, como los medios a base de hidróxido de hierro. Un medio basado en hidróxido de hierro, VSN-33, fue diseñado para ayudar a alcanzar los requisitos más recientes de la OMS. Su alta capacidad lo hace apropiado como producto de un solo uso, y su fuerte afinidad por el arsénico le permite mantener un fuerte vínculo con el arsénico eliminado, lo que permite una eliminación más fácil y segura.

La contaminación del agua potable con arsénico sigue siendo un problema en todo el mundo, lo que llevó a Naciones Unidas a proponer agregar suministros de agua sin arsénico a la Agenda del 2030 para el Desarrollo Sostenible. El Programa de monitoreo conjunto de la OMS/UNICEF para el Saneamiento y Abastecimiento de Agua controlaría el contaminante bajo su cargo para garantizar “servicios de agua potable administrados de manera segura”.