Alejamiento de las Represas para el Almacenaje del Agua en California | Fluence

La investigación evaluada por los pares ha demostrado que los métodos para el almacenamiento de agua, como la recarga de acuíferos, ya han sido responsables de agregar más agua al inventario del estado que el agua contenida en el Lake Shasta, el lago más grande de California (mostrado).

En la medida en que California enfrenta más sequías, es importante considerar opciones más eficientes como la recarga de acuíferos

California, con su demanda enorme de agua, sequías profundas y frecuentes y un deseo de ser el primero, con frecuencia ha estado a la vanguardia de la administración de agua. En la tradición de California de proyectos ambiciosos de agua, la osada Propuesta 1 ha reservado US$ 2.7 mil millones para proyectos de almacenamiento de agua para enfrentar los desafíos.

En el período comprendido entre 1923 y 1978, California construyó 800 represas. Con tal historia, no es de extrañar que los proyectos de ampliación y construcción de represas estén compitiendo por el financiamiento de la Propuesta 1. Las represas son buenas para garantizar entregas promedio de gran volumen, pero la gestión del agua ha cambiado la forma de ver las cosas. Ahora la atención se centra en asegurar que el agua no se agote en los años de sequía, y muchos californianos están reexaminando la lógica para expandir la capacidad de la represa.

De hecho, la eliminación de represas es cada vez más común. En el 2017, se eliminaron 86 represas en los Estados Unidos; 1.275 han sido eliminadas en las últimas tres décadas. Algunas veces las eliminan porque han sobrevivido a sus vida estructural segura, y otras veces porque han interferido con los ecosistemas fluviales. California ahora tiene casi 1.200 represas, sin planes de cómo financiar su eliminación cuando pierdan integridad estructural. Una reciente fractura en la represa de Oroville despertó conciencia sobre el problema cuando provocó la evacuación de 188.000 residentes aguas abajo. Se espera que la cuenta del arreglo sea de US$ 870 millones.

Almacenamiento de Agua Subterráneo

Una tendencia importante es el almacenamiento de agua en acuíferos. De hecho, la capacidad no utilizada de los acuíferos naturales de California podría contener tres veces el agua contenida en todos los embalses y lagos de superficie del estado. El costo de la construcción de represas, tanto monetario como ecológico, es mucho mayor que el costo de recarga de las formaciones subterráneas existentes.

Las operaciones de recarga de acuífero se fusionan con el ciclo natural del agua, purificándola, previniendo el hundimiento de la tierra y echando la intrusión de agua salada en las zonas costeras, todo sin bloquear la migración de peces. Además, se pierde menos agua ante la evaporación.

Los acuíferos se pueden recargar de varias maneras, desde simplemente desviar las aguas pluviales y los campos inundados, hasta bombear en efluentes tratados para reúso.

La nueva tecnología está haciendo que el reúso de efluentes sea menos costoso y más viable como parte de una estrategia de almacenamiento de agua. Por ejemplo, la nueva tecnología de reactor de biofilm de membrana aireada (MABR) ha reducido el costo energético de tratamiento de efluentes para recarga de aguas subterráneas hasta el punto en que el tratamiento distribuido fuera de la red es más práctico. Una planta de demostración basada en MABR Fluence Aspiral™ está actualmente funcionando en Palo Alto para demostrar el cumplimiento con los estrictos estándares del Título 22 de California. MABR produce un efluente adecuado para la recarga de acuíferos.

Necesidad de Educación Pública

La ventaja que se obtiene al recargar los acuíferos existentes plantea la cuestión de por qué se están considerando los proyectos de represas. California abandona la nueva construcción de represas cuando los costos son inaccesibles. El problema está comenzando a moverse hacia la conciencia pública.

La evaluación de pares del consultor de agua Barry Nelson “Estrategias de Almacenamiento de Agua de California del Siglo XXI” analiza los nuevos enfoques y descubre que ya han sido responsables de agregar más agua al inventario del estado que el agua contenida en el lago más grande de California, Lake Shasta.

Un artículo en YaleEnvironment360 sugiere que los nuevos enfoques pueden no haber atraído mucha atención pública, en parte por la simple razón que el agua subterránea no es visualmente inspiradora como una represa monumental. Nelson dijo:

Hemos estado construyendo una nueva generación de proyectos de almacenamiento durante 40 años y el debate sobre políticas simplemente no se ha puesto al día.

Una página de opinión reciente del San Francisco Chronicle resumió el fundamento de nuevas estrategias de almacenamiento de agua:

[E]l almacenamiento de agua no significa necesariamente una represa con agua detrás. El cargo de la Comisión no es financiar la represa nueva más grande sino financiar proyectos con la mayor cantidad de beneficios netos […]