Seleccionar página

En el reúso potable indirecto, los efluentes altamente tratados se liberan en ríos, embalses o acuíferos que son fuentes de agua potable. En uno de esos casos en el Reino Unido, la planta de reciclaje de Langford suministra hasta el 70% del flujo del río Chelmer durante las sequías.

El reciclaje de efluentes es un elemento clave de los planes para llevar agua limpia y accesible a todos

El reúso de efluentes – o reciclaje – puede proporcionar una fuente de agua para una variedad de aplicaciones, incluso para beber. Debido a esto, encaja perfectamente con el Objetivo de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas para el 2030 Número 6 (ODS 6), que exige el acceso universal al agua y al saneamiento. Pero el tratamiento de efluentes de alta calidad es imprescindible para garantizar la aceptación pública del reúso.

Algunos ven el reúso del agua como esencial para los objetivos de saneamiento y tratamiento de efluentes de los ODS 6. Cecilia Tortajada del Instituto de Política de Agua de Singapur dijo lo siguiente:

Ningún gobierno de ningún asentamiento humano, independientemente de su tamaño, ya sea una megaciudad, una ciudad mediana o un pueblo grande o pequeño, puede proporcionar agua limpia sin considerar simultáneamente el saneamiento y el tratamiento de los efluentes. El agua limpia no es, y nunca será posible, si los efluentes no se recogen, tratan y eliminan de manera adecuada para los usos previstos.

Fuentes de Agua Bajo Presión

El progreso en el cumplimiento de los ODS ha sido lento. En el mundo en desarrollo, las presiones sobre los recursos de agua dulce incluyen el desarrollo económico, las crecientes poblaciones, la urbanización y el clima extremo del cambio climático. Además, la contaminación está dificultando el acceso universal al agua, tanto en términos de cantidad como de calidad.

Con las fuentes de agua naturales bajo presión, no es sorprendente que el reúso del agua pase por una revisión. Se usa ampliamente para diversas aplicaciones no potables, pero el tratamiento de efluentes para su reúso como agua potable, o reúso potable, ha sido difícil de vender en algunas partes del mundo. Pero ahora que las crisis de agua potable se están volviendo más frecuentes en todo el mundo, los beneficios sociales, ambientales y económicos del reúso, incluso el reúso potable, han ido ganando cada vez más terreno.

El reúso potable se divide en reúso potable directo o indirecto (DPR o IPR, por sus siglas en inglés). El IPR introduce efluentes de aguas residuales altamente tratados en fuentes naturales de agua potable como acuíferos o depósitos, mientras que DPR envía el agua directamente a los grifos.

Reúso del Agua en Todo el Mundo

Hay una amplia gama de soporte para la implementación del reúso de agua potable en los países del mundo. Los siguientes son algunos ejemplos:

  • El sistema NEWater de Singapur se implementó en el 2003 para aliviar su dependencia del agua de Malasia. Aunque el programa apunta a la autosuficiencia del agua para el 2060, el agua reusada ya satisface el 40% de las necesidades de Singapur.
  • La Unión Europea fomenta la eficiencia del agua, pero su política de reúso del agua se centra en el riego agrícola no potable. La decisión de adoptar el reúso potable vuelve a los estados miembros. Solo existen dos proyectos de reúso de agua potable en la región, el Esquema de reciclaje de Langford en el Reino Unido y la planta belga Torrelle, ambos IPR. Durante los períodos secos, Langford suministra hasta el 70% del flujo del río Chelmer durante las sequías, mientras que Torrelle proporcionó agua potable a aproximadamente 60.000 personas en 2012 y además recarga el acuífero de dunas Saint-André para evitar la intrusión salina.
  • Dos de los tres intentos de reúso potable de Australia, los proyectos Toowoomba y Western Corridor Recycled Water Projects, se han cerrado debido a la falta de apoyo público y político. Perth, sin embargo, mantiene un programa de recarga de acuíferos IPR creciente.
  • A nivel nacional, los Estados Unidos tienen la mayoría de los proyectos de reúso de agua, junto con sus políticas y regulaciones aplicables. Y se espera que el nuevo Plan Nacional de Acción para el Reúso del Agua de la Agencia de Protección Ambiental aumente el reúso del agua a nivel nacional. En 2017, 14 estados tenían políticas para IPR y tres tenían políticas para DPR, un aumento dramático desde el 2012. California avanza agresivamente con IPR para la recarga de aguas subterráneas. La tecnología MABR de Fluence ha sido aprobada para su reúso en California bajo las estrictas regulaciones del Título 22 del estado.

La tecnología MABR, de Fluence, que cuenta con eliminación de nutrientes muy alta, ya está impulsando los objetivos de SDG en todo el mundo, incluido un proyecto expansivo en el centro de China que trata los efluentes llegando a los estándares de efluentes de Clase 1A del país.

Fluence lleva mucho tiempo comprometido con los ODS de la ONU y cuenta con la tecnología y la experiencia para ayudar a cumplirlos. Contacte a Fluence para obtener más información sobre nuestras soluciones sostenibles para convertir las aguas residuales en efluentes de cualquier nivel de pureza, hasta agua potable o inclusive agua ultrapura.