Seleccionar página

Perth, que ha estado diversificando sus fuentes de agua en la medida en que disminuye el almacenamiento, ahora utiliza indirectamente el 10% de sus efluentes, una cifra que la ciudad planea aumentar al 100%.

Superar viejas actitudes es la clave para mantener el ritmo creciente de las necesidades de agua

El reúso potable de efluentes ha sido nombrado con muchos nombres diversos, algunos de ellos poco favorecedores, como “del inodoro al grifo”. A pesar de los claros beneficios del reúso del agua, el denominado “factor asco” ha frenado la adopción de tecnología que puede transformar efluentes en agua potable.

Sin embargo, el reúso potable indirecto (IPR, por sus siglas en inglés), ha ido ganando terreno en países de todo el mundo, incluyendo Australia. En el IPR, el agua purificada, en vez de ser utilizada directamente, se mezcla con el agua dulce en lavabos del almacenaje o acuíferos subterráneos antes de ser utilizada para beber.

Crecimiento del Reúso Potable Indirecto

Aunque el reúso potable directo no se utiliza actualmente en Australia, el reúso potable indirecto se está utilizando a gran escala. Sidney y Perth ya están utilizando el agua del reúso potable indirecto sin quejas o problemas de salud. Perth rellena sus aguas subterráneas con el 10% de los efluentes altamente tratados de la ciudad. Con los depósitos de agua bajos (en marzo de 2018, estaban hasta el 35% de su capacidad), la ciudad ha estado planeando eventualmente reusar el 100% de las aguas residuales de la ciudad.

En Sidney, el efluente tratado proveniente de los sistemas de las aguas residuales que provee a 116.000 residentes fluye en una cuenca aguas arriba de la represa enorme de Warragamba, que provee el agua para la ciudad. Por otra parte, la Planta de Filtración de Agua del Norte de Richmond cerca de Sidney extrae el agua del Río Hawkesbury-Nepean, que es alimentado parcialmente por las plantas de tratamiento aguas arriba. Con el crecimiento de la población, cada año se descargan más efluentes.

Dado que Sidney confía en su infraestructura de desalinización para proporcionar agua durante los años secos, no depende totalmente del reúso del agua como lo hace Perth. Pero dicha estrategia viene con un precio alto. Con las represas actualmente llenas, la Planta de Desalinización grande de Sídney ha estado inactiva, pero en 2017, operadores privados de la planta pública cobraron AU$194 millones para mantenerla en reserva.

Sue Murphy, CEO de Water Corporation de Western Australia, ha lamentado la manera en que el lenguaje impreciso puede dañar el discurso en lo que respecta al reúso potable, una tecnología que es ya de gran valor para los australianos:

En Western Australia […] [n]osotros utilizamos las frases que los medios han utilizado tradicionalmente para matar una planta, como “del inodoro a grifo”. […] La tecnología es muy directa y los riesgos son casi insignificantes. Los problemas son sobre la aceptación de la comunidad y sacar a la comunidad adelante.

Necesidades Crecientes de Agua en Australia

La población de Australia está creciendo rápidamente y el asentamiento humano se está expandiendo en el interior del país árido, en la zona rural. El reúso potable puede convertirse en una necesidad vital para la población en crecimiento y la economía de Australia en tiempos de sequía debido al alto costo del agua desalinizada, compuesto por la necesidad de transportar el agua 80 a 90 kilómetros desde las plantas de desalinización costeras.

Con la Sequía del Milenio de Australia aún fresca en la memoria de los australianos y la Ciudad del Cabo en Sudáfrica luchando para evitar su “Día Cero,” la gente en el mundo está pensando dos veces sobre el reúso del agua antes de descartarlo.

Christopher Gasson, editor en Global Water Intelligence (GWI), cree que podemos de hecho estar en el borde de una “década de oro” del reúso del agua. Gasson observó una lista larga de gobiernos en el Sudeste Asiático, América Latina y la India que revelarán planes importantes de efluentes en abril en la Cumbre Global del Agua 2018 en París. A diferencia de los últimos esfuerzos de la infraestructura, ahora el enfoque está en el reúso y él cree que las claves para lograr el éxito son la supervisión en tiempo real y la conversión de residuos en energía en sistemas descentralizados.

Dado que muchos australianos ven sus costosas mega plantas de desalinización centralizada como cosas superfluas, el continente quizás esté listo para soluciones de agua descentralizada, plantas de tratamiento a menor escala que llevan el tratamiento donde sea necesario, reduciendo la necesidad de costosa infraestructura de tuberías.

MANTÉNGASE CONECTADO

Regístrese para conocer las últimas noticias, tendencias e innovaciones en tratamiento de aguas, efluentes y reúso.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.