Seleccionar página

Los artículos de cuero son apreciados por su belleza y durabilidad, pero el cuero curtido utiliza y contamina grandes cantidades de agua.

En una industria con alto consumo de agua, los investigadores dicen que las mejores prácticas incluyen reducir-reusar-reciclar

Con precaución, los artículos de cuero tienden a ser más resistentes y duraderos que el nylon, la lona o varios productos que imitan el cuero, pero su atractivo trasciende la función y entra en el mundo de la belleza y el estilo. Sin embargo la durabilidad y la belleza traen aparejado un precio ambiental. Aunque el total de la huella hídrica de la industria del cuero no compite con una industria como el sector de energía hidroeléctrica en números absolutos, la industria del curtido de pieles, por su tamaño, es una de las que consume mayor cantidad de agua en todo el mundo, desde el agua utilizada para criar animales hasta el agua utilizada en los procesos de curtido y acabado. La industria también se destaca por la cantidad de efluentes que produce, a veces con una pesada carga contaminante.

Impacto Hídrico del Cuero

Cuando se calcula la huella hídrica del cuero es importante comenzar desde el principio con el agua utilizada para criar animales. Se estima que una cabeza de ganado requiere 1.890.000 L de agua dulce para criarse, aproximadamente el 5,5% de los cuales se pueden atribuir al cuero, lo que lleva a una cifra de huella hídrica de 103.950 L para un cuero.

El ganado produce aproximadamente 6 kg de cuero por cabeza, por lo tanto, la huella hídrica promedio mundial de criar ganado para cuero es de 17.093 L de agua dulce por kg de cuero. Los requerimientos del agua se dividen en:

  • 93% de agua verde (agua de lluvia)
  • 4% de agua azul (agua superficial)
  • 3% de agua gris (agua utilizada para diluir el flujo de salida para cumplir con los estándares ambientales)

El consumo mundial total de agua cada año para la industria del cuero bovino es de 400 mil millones de L.

Aunque la producción de cuero implica alto consumo de agua, cabe señalar que las pieles utilizadas para producir cuero provienen prácticamente todas del ganado que se cría para carne, por lo que puede decirse que toda la industria del cuero es utilizar un subproducto que de otra manera iría a la basura .

El Proceso del Curtido

Un estudio sudafricano realizado en 2017 por C.D. Wentz, et al., detalla las características del consumo de agua en las operaciones de curtiembre y las cargas de contaminación de efluentes y proporciona recomendaciones para las mejores prácticas en la industria.

En la mayoría de los casos, las pieles de ganado vacuno crudo son primero procesadas con óxido de cromo (III) en un material llamado “wet blue” (azul mojado), un producto estable que es resistente a la descomposición. Para la piel de oveja, esta fase se llama curtido y produce un encurtido de piel de oveja. Esta fase del proceso de curtido, la más contaminante, a menudo se lleva a cabo en países en desarrollo, que exportan los materiales a países desarrollados con leyes ambientales más estrictas.

Las operaciones de teñido abarcan la separación de la piel a espesores específicos, rasurado, neutralización, recurtido, teñido y engrase, creando un producto llamado cuero de corteza. El efluente del teñido es menos contaminante que el proceso de Wet Blue.

Durante el proceso de acabado, el cual requiere muy poca agua, se aplica una película al cuero para protegerlo y aumentar la durabilidad.

La contaminación de flujo de curtiembre puede contener mezclas altamente alcalinas o básicas, mezclas altamente ácidas, sales de cromo y sulfuros.

Disminución de la Huella Hídrica del Cuero

La nueva tecnología se muestra prometedora para reducir el uso de agua en la industria del cuero como un novedoso proceso que curte el mismo utilizando solo la humedad ya presente en la piel, sin necesidad de equipos especiales ni productos químicos reduciendo los requerimientos de agua a 20 L por cuero de vaca.

En una época de creciente sequía y escasez de agua, una industria que consume mucha agua no puede permitirse descuidar el reciclaje y el reúso de agua lo cual puede reducir significativamente el uso de la misma.

Algunas empresas han reducido el uso de agua en aproximadamente un 50% poco después de establecer medidas de conservación de agua, incluida la recolección de agua de lluvia para la producción, el reúso del agua utilizada internamente durante la producción y el reúso extendido a instalaciones completas. El cromo también se puede recuperar del efluente curtido.

Como lo exponen los autores del informe Sudáfrica 2017, “La Administración de Aguas y Efluentes en la Industria del Acabado del Cuero y Curtido“, el eslogan ‘reducir, reusar, reciclar’ se aplica a las mejores prácticas de la industria del cuero.”

MANTÉNGASE CONECTADO

Regístrese para conocer las últimas noticias, tendencias e innovaciones en tratamiento de aguas, efluentes y reúso.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.