Compañías de Tecnología de Agua Compiten por el Mercado Chino | Fluence

El último Plan de Cinco Años de China, que incluye la recuperación de ríos y tratamiento de efluentes rurales, ofrece oportunidades para las empresas extranjeras de tecnología de agua.

Las pequeñas y medianas empresas deben comenzar a competir con jugadores más grandes y más establecidos

En la República Popular de China (RPC), las empresas de tecnología de agua más grandes del mundo tienen una presencia establecida, pero el sector del agua de US$100 mil millones ha sido un desafío para las pequeñas y medianas empresas. Las empresas deben estar preparadas para tener un muy buen comienzo con tecnología completamente desarrollada y referencias locales para proyectos ya terminados en la RPC.

Sun Tzu, el maestro chino táctico del siglo VI A.C., escribió: «la astucia nunca se ha visto asociada con los largos retrasos». De acuerdo con este axioma, los Planes de Cinco Años (FYP) emitidos por el gobierno de China pusieron rápidamente a los mercados en marcha y los funcionarios chinos se apresuran a cumplir los objetivos ambiciosos a gran escala en el país más poblado del mundo.

La Función del Agua en el Ultimo Plan de Cinco Años

El actual Plan de Cinco Años, que se centra en el crecimiento verde y la infraestructura rural, involucra en gran medida al sector del agua. Tal como lo expresó en forma reciente Wong Jin Yong, Gerente General de Fluence China Global Water International (GWI), “En la actualidad, existen tres enfoques en el sector municipal: tratamiento de efluentes, rural, actualización de plantas de tratamiento de efluentes y limpieza de ríos” Además, según un informe de la Comisión de Revisión de Seguridad y Economía de EE.UU. y China, el FYP también solicita un aumento de la calidad del agua superficial: Más del 70% tendrá que cumplir o exceder los estándares de Clase III.

Nuevas Tecnologías de Agua

En un entorno de plazos de alta presión, los clientes de la RPC a menudo están dispuestos a ponerse a la vanguardia para invertir en tecnología de última generación que aún no está disponible de fuentes chinas. Al mismo tiempo, el mercado es menos tolerante con las nuevas tecnologías que necesitan tiempo para un mayor desarrollo.

Con poco tiempo para lograr los objetivos de un FYP, es esencial que las empresas desarrollen referencias locales y estén preparadas para encargar plantas de demostración que funcionen lo antes posible. Aunque puede haber muchas oportunidades en el sector ahora, una vez que finalicen los cinco años, no hay garantías.

El mercado chino se ha vuelto más difícil para la venta de equipos porque los operadores locales generalmente combinan precios de equipos competitivos con un mantenimiento local y rápido. Por lo tanto, las soluciones integradas que ofrecen un mantenimiento local y rápido pueden ser competitivas, mientras que las ventas de equipos por sí solas pueden fallar. Con las restricciones sobre la cantidad de equipos extranjeros que se pueden usar en un proyecto, la fabricación del producto de la compañía en China también puede aumentar notablemente las ventas potenciales y la participación en proyectos.

Jennifer Santaniello, Gerente Senior de Marca y Comunicaciones de Fluence, explica el éxito temprano de Fluence Corp. en el mercado de la RPC:

Tenemos fabricación local y representación local en China, donde estas relaciones son altamente valoradas. Como nos tomamos el tiempo en 2016 y 2017 para establecer una infraestructura sólida que pueda cumplir con estas expectativas, ahora tenemos una ventaja sobre los competidores.

Transformación del Mercado

A partir del 2017, las asociaciones del sector del agua han cambiado, con una preferencia por los servicios y productos nacionales. Con este cambio, la función de las empresas privadas y extranjeras se está reduciendo en lo que respecta al porcentaje de participación. Sin embargo, en términos de números absolutos, el tamaño total del desarollo proyectado de este FYP representa una gran oportunidad de crecimiento para las empresas privadas y extranjeras de tecnología del agua.

En la medida en que el mundo observa la transformación verde de China, las compañías privadas extranjeras que establecieron sus bases de manera temprana se involucran de manera intrínseca en el proceso.